La adolescencia

18/9/2018

La adolescencia

Etapa en la que se está comenzando a experimentar cambios; se encuentra más inmune a los sentimientos, percepciones y su imaginación suele volar libremente.

Etapa difícil

Todos esos cambios que viven los adolescentes hacen que en muchos casos sea un periodo difícil tanto para ellos como para sus familias. Pero a la vez es una etapa apasionante, antes era un niño ahora está madurando para convertirse en un adulto. Está descubriendo el mundo del que forma parte. Los que están cerca del adolescente, sobre todo sus padres, vivirán todos esos cambios con cierta inquietud pero deben saber que ellos pueden hacer mucho para que todo vaya bien.

 

Pasos a considerar para mejorar las acciones de un adolescente.

1: Establecer límites o pautas de conducta: No restringir totalmente su comportamiento,  regalar un poco de libertad para que, no se sienta presionado. Si es recomendable definir reglas básicas para conducirlo por el camino que se cree correcto.

2: Definir un sistema de castigos:  es recomendable conversar sobre los posibles castigos que conlleven el incumplir alguna norma establecida. Incluirlo y que se genere una discusión sana para llegar a mejores conclusiones.

3: Evita contradecirte: Si  ustedes han tomado una decisión, es importante que se mantenga a lo largo de lo que dura tal acción. Así se evita generar confusión y estrés en el adolescente.

4: Escuchar su opinión: Dale la oportunidad de exponer su postura, al hacer valer su palabra le otorga sensación de importancia en el núcleo y así, evita que se sienta excluido.

5: Respetar su privacidad: Tiene derecho a sentir que puede tener su espacio personal. Libertad de poder hablar con sus amigos, mantener secretos con ellos, entre otras cosas, sin dejar de estar atentos ante cualquier cambio significativo en su conducta y enseñarlo a hablar y comunicarse con ellos.

6: Brindarle confianza:  Busca una comunicación efectiva, transmite tranquilidad al momento de discutir las ideas y dejarle saber que   su opinión es importante, así sentirá seguridad hacia ustedes y pueda acudir en su ayuda en caso de requerirla o simplemente compartir cualquier situación.

7: Otorgarle libertad de elección: Está creciendo y, por ende, en plena capacidad de escoger sus preferencias. Es fundamental que no les presten demasiada importancia a pequeñas cosas, como un cambio en el peinado y en su atuendo. Mientras más oposición sienta al respecto, más subversivo será.

8: Reforzar su autoestima: Es importante que se sienta querido por su entorno. No todo lo que hace puede llegar a ser malo, como padres refuercen esas actitudes o acciones que agreguen valor o sean positivas para sí mismo. No es premiarlo, sino incrementar su autoestima con un abrazo, palabras de afecto o un gesto.

9: Evitar las comparaciones; “cada cabeza es un mundo”, que nadie podrá nunca ser igual a su semejante. Compararlo lo hace crecer inseguro y cohibido, evitar frases como “Ya te vas a comportar como…”, “Ojalá te parecieras a…” o “Mira cómo se comporta…”.

10: Hacerle saber que contará siempre con sus padres: Necesita que le transmitan constantemente su amor incondicional, sin importa si lo hace bien o mal, ellos estarán ahí para guiarlo y enseñarlo.

Los padres debemos evitar comportarnos como seres demasiado autoritarios, capaces de imponer nuestra palabra a toda costa. No se trata de que el joven se sienta recluido en una celda, ni de seguir cada paso que da, se trata más bien de guiarlo, por ese camino difícil que le toca transitar.