¿Qué es la felicidad?

2/10/2018

Si nos detenemos a mirar a nuestro pasado, podemos ver que la felicidad ha tenido distintas acepciones, tanto desde la filosofía clásica occidental, como desde la oriental o en las concepciones religiosas y científicas modernas.

Así, ser feliz en Occidente ha sido sinónimo de autorrealización para los eudemonistas y humanistas, de autosuficiencia para los estoicistas y cínicos y de placer para los epicureistas y hedonistas. Paralelamente, en Oriente se la ha considerado como un estado de bienestar y armonía perdurable en el tiempo.

Desde una perspectiva religiosa se ha visto como producto de la comunión con Dios o como un despertar del yo y, ya en épocas más recientes, como fruto de una libre decisión por mantener esa actitud vital.

De forma general y atendiendo a los conocimientos actuales, se podría decir que la felicidad es el sentimiento estable de satisfacción vital y armonía entre alegrías y tristezas, equilibrio y desequilibrio, y realidad y fantasía. No es sólo necesaria pues la ausencia de dolor y la presencia de placer, sino también la valoración global que se hace de la propia vida en todos sus ámbitos, personal, social, académico-laboral y espiritual.